Objetos perdidos

Objetos Perdidos

Deuteronomio 22: 1-3 Sobre los objetos perdidos…nos habla de cómo debemos velar esos objetos que hemos encontrado, hasta poder devolvérselos a sus dueños…esta es nuestra tarea…encontrar esos objetos o que nos encuentren…y devolverlos a aquellos  a quienes pertenece, a todos …incluso a aquellos que pretenden ignorarlo…

Buscar en cada uno de los objetos su proyección al futuro, esperando transmitir en cada obra lo que hemos buscado al crearla: Fuerza, Intensidad, Eclecticismo.

Obra 1: Exvoto

Un trillo partido, colocado verticalmente, en la parte anterior, junto a los cantos de piedra, sobresalen los brazos manchados de unos muñecos de goma. La parte posterior está revestida de un paño de terciopelo rojo.

En el hueco formado por el trillo, sobre el suelo, y rodeadas de tierra, se han colocado las trenzas cortadas de una niña.

Obra 2: Hiru

Tres cajas, utilizadas en los funerales para enrollar los cabos de vela. En ellas se escribía el nombre del muerto, y se dejaban sobre el suelo de la iglesia.

Encima de una de las cajas unas pestañas postizas, en otra un brazalete, en la tercera nada, tan sólo un cabo de vela rodeándola.

Bajo las cajas, tres montones de tierra, y en el que está debajo de la caja vacía una cinta de pelo.

La caja que no tiene nada, lleva escrito en su frontal “Aglaiae”, la inocencia.

“…imaginar que los miles de años de cultura campesina no dejan una herencia para el futuro, sencillamente porque ésta casi nunca ha tomado la forma de objetos perdurables; seguir manteniendo, como se ha mantenido durante siglos, que es algo marginal a la civilización; todo ello es negar el valor de demasiada historia y de demasiadas vidas.”

John Berger